viernes, 20 de noviembre de 2009

Dibujando

******

Ya terminé de dibujar las muñecas que me proporcionó la profesora. Ahora creo que tengo que comenzar a dibujar modelos de revistas.



Y como he encontrado estos dibujos tan bonitos, es lo que dibujaré antes de ir a las revistas de moda.



Me están quedando muy bien, aunque yo las pinto en blanco y negro.



Además, esta tarde, en cuanto he llegado a casa, he rebuscado en los armarios toda esa ropa - vestidos, camisas, faldas... - que ya no usaba y que pensaba tirar. La he lavado y una vez seca y planchada la voy a deshacer, para aprovechar toda la tela posible.



Esa tela me servirá para hacer adornos, aunque tengo que ir comprando telitas lindas porque tengo muchos proyectos en mente.



Ayer hice el patrón del delantal que voy a hacer y regalar a mis chicas y chicos del grupo Dulcinea. Serán iguales pero con algún toque diferente.



Incluso le voy a hacer un delantalito a Nadia- una nueva Dulcinea - , que nacerá en el próximo marzo.



También tengo que hacer el patrón de mi falda tubo que tendrá un largo por debajo de la rodilla. Pensaba ponerle unos falsos bolsillos en blanco con botón en negro, pero los voy a hacer en negro con botón forrado en blanco. E igual para la travilla que irá en la parte trasera.



Estoy descubriendo nuevos blogs, mirando telas, descubriendo todo un mundo de manualidades que me fascinan. También yo quiero llegar a realizar cosas bellas un día no muy lejano.

María del Carmen Polo

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Delantales

*****

Yo siempre le llamé mandiles, porque ese era el nombre que les daba en Andalucía, al menos cuando yo era pequeña. Mis abuelas, mis tías, mi madre, pues, tenían mandiles. Y algunos eran realmente bonitos. Solían hacerse se retazos de telas, que no servían para nada más.



Cuando tuve claro que quería hacer Diseño y Moda, prometí a las chicas de mi grupo Simplemente Dulcinea que lo primero que les haría sería un mandil, un delantal, con telas alegres, para que al cocinar se acordaran de mi.



Curioseando por Internet, he encontrado muchos modelos y patrones de delantales. Aquí sólo dejo una muestra de lo bonitos que pueden llegar a ser.



Aunque les tome como referencia, yo quiero crear mis propios delantales, con mi toque especial. Sé que voy a disfrutar haciéndolos. Como haré varios para mí misma, también lo voy a pasar bien luciéndolos, aunque sólo sea para las sartenes y las cacerolas.



Tan sólo es cuestión de elegir una tela alegre, bonita, y ponerse a cortar y coser. Que el estar en la cocina, si nos rodeamos de cosas alegres, se hace más llevadero, sobre todo para las que, como a mí, no nos gusta demasiado pasar el tiempo charlando con los vasos y las cucharas.

María del Carmen

sábado, 14 de noviembre de 2009

Faldas


*****
Mi profesora nos ha dicho que tenemos que ir pensando en hacernos una falda, y si es posible una falda difícil, mejor que mejor, nada de faldas rectas o de tubo, que son bastante simples.


Yo estoy dudando en qué falda hacerme. Tengo tres telas que compré en clase, por 1 euro, y que me gustaría aprovechar bien. Como faldas negras y rectas ya tengo dos, quizá me haga una envolvente o de media capa. Quedarían muy bonitas. Mientras me lo pienso, he encontrado unas falditas que bien podría hacerme más adelante...


No es que sean gran cosa, desde luego, pero para ir practicando no vienen mal.


Las faldas de volantes y vaporosas, para el verano me encantan, y sé que me haré algunas de ellas en cuanto llegue la primavera.

A partir de ahora haré algo que nunca antes he hecho: ir comprando dos o tres metros de cada tela que me guste, y las guardaré para cuando surja la ocasión de hacerme una falda, una camisa, una blusa o un vestido.

Me encanta esto de poder hacerme mi propia ropa...

Mari Carmen